Foro Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
El pecho de la mujer es
un símbolo de feminidad.
El aumento de volumen del pecho se consigue
mediante la implantación de una prótesis.
Las prótesis de mama de calidad
son altamente seguras.
El lifting o levantamiento mamario puede
acompañarse de la implantación de una prótesis.
La reducción de mamas resuelve el problema estético
y también problemas funcionales en la mujer.
  

Malformaciones mamarias: mama tuberosa

De las distintas malformaciones que pueden a aparecer en una mama cabe destacar por su frecuencia la mama tuberosa o tubular.

Características de la mama tuberosa

Este tipo de malformación suele presentar una serie de características que la hacen fácilmente reconocible:

  • Estas mamas suelen presentar una brida en el polo inferior que impide el crecimiento del mismo lo que provoca una mama con polo inferior corto y surco submamario alto.
  • Como consecuencia de lo anterior la mama crece herniando la areola, provocando una forma tubular de la misma (de ahí su nombre), ocasionando la dilatación de la areola por lo que estas mamas tendrán areolas más grandes que lo que correspondería para el volumen mamario.

Las mamas tubulares tienen corrección quirúrgica

Las mamas tubulares tienen corrección quirúrgica

Técnica quirúrgica para la corrección de la mama tubular

Aunque este tipo de mamas pueden abordarse de distintas maneras, en el Instituto Médico Láser abogamos por realizar un abordaje periareolar con un implante mamario subglandular o submuscular, según las características del paciente.

En muchas ocasiones no se necesita elevar el borde superior de la areola, pero sí suele ser obligado reducir el tamaño de la areola.

Además, la sutura periareolar permitirá, junto a otras maniobras, reducir la herniación areolar.

En la corrección quirúrgica de la mama de aspecto tubular es imprescindible hacer maniobras para expandir la glándula mamaria. Esto puede hacerse mediante glandulotomía, que consiste en hacer cortes radiales en la glándula mamaria para que se pierda la memoria de la forma tuberosa. Otra manera de conseguir la expansión es mediante la técnica de desplegamiento glandular, que consiste en realizar cortes laterales en la glándula y en la parte posterior para desplegar la glándula, lo cual contribuirá a una mejor cobertura de la prótesis y a mejorar el aspecto aplanado del polo inferior mamario que suelen presentar este tipo de mamas.

Además, el despegamiento subcutáneo del polo inferior y la liberación de la brida evitará la producción del doble surco, que es una complicación que puede ocurrir en este tipo de mamas.

Para la cirugia de mama tuberosa se puede colocar la protesis debajo de la glandula, del musculo o subfascial

Para la cirugía de mama tuberosa se puede colocar la prótesis debajo de la glándula, debajo del músculo o subfascial

Puede solicitar consulta informativa gratuita en IML para conocer la técnica quirúrgica para la corrección de la mama tubular.

Implante submuscular:

Es la localización que utilizamos con mayor frecuencia. Tras realizar la incisión en la zona programada creamos un bolsillo (“hueco”) en un espacio virtual que se sitúa detrás del músculo pectoral mayor.

Como principal ventaja está la mayor naturalidad del resultado, ya que la prótesis queda cubierta no sólo por la glándula mamaria sino también por el músculo de manera parcial. Además está demostrado claramente que hay una menor incidencia de contractura capsular y una menor aparición de rippling, es decir, de irregularidades en la piel que pueden formar pliegues, algo que con alguna frecuencia se forma en la prótesis.

El único inconveniente de esta vía es que el postoperatorio es un poco más doloroso. Si se realiza una correcta desinserción del músculo pectoral, el hipotético bamboleo de la prótesis al contraer el músculo pectoral queda minimizado.

Implante subglandular:

Consiste en situar el implante por delante del músculo pectoral y por detrás de la glándula mamaria. Técnicamente es más sencillo, pero por lo comentado en el punto anterior sólo lo indicamos en casos muy específicos como por ejemplo, en pacientes culturistas con un gran desarrollo muscular.

Implante subfascial:

La fascia del músculo pectoral es una “telita” que se encuentra en contacto con el músculo pectoral. Para colocar el implante subfascial hay que separar la fascia del músculo. En el caso de utilizar la axila como vía de abordaje, la fascia sí tiene entidad para ser elevada; sin embargo la cobertura que aporta en zonas más distales es muy escasa, siendo muy similar al implante subglandular.

Si lo desea, puede solicitar una consulta informativa gratuita con uno de nuestros cirujanos expertos, quien responderá a todas sus dudas sobre la mama tuberosa.